#hoysupe la historia del ratón de los dientes, el famoso Ratón Pérez 🐁

Vive en Madrid y se apellida Pérez. Su casa es una caja de galletas con domicilio en la Calle del Arenal, número 8, frente a una gran pila de quesos Gruyère.

Intercambiar un diente por una moneda o billete con un ratón parece razonable cuando somos niños. Luego uno crece y ya no tanto.

El ratón Pérez

El ratón Pérez

El ratón Pérez es el personaje de un cuento que tiene sus orígenes en el Palacio Real de Madrid. En 1894, el rey niño Alfonso XIII de España perdió uno de sus dientes a los 6 años. Hizo tal berrinche que su madre, la reina María Cristina, tuvo una idea para evitar que la escena se repitiera.

Pidió al padre Luis Coloma que escribiera un cuento para consolar al rey. Ya antes había publicado dos novelas infantiles, pero esta solicitud llegaba desde el Palacio Real. No era poca cosa.

Creó un personaje pequeño que demostrara que la grandeza no está en el aspecto físico, sino en las intenciones y acciones. Así dio vida al ratón Pérez.

En el cuento, el ratón visita al rey, y esa noche recorren Madrid en busca de niños que, como él, también habían sufrido la caída de un diente.

En el recorrido, el rey conoce a otros niños de su reino que viven en condiciones humildes. Tanto él como el ratón les dejan monedas bajo la almohada, y el pequeño gobernante aprende una lección de gratitud y solidaridad.

El cuento se hizo público en 1902, y desde entonces ha llegado a varios países de habla hispana. Hay una placa que conmemora al ratón Pérez justo en el domicilio exacto del relato.

Hoy el cuento se usa para aliviar el posible trauma de la caída de un diente, y también para concientizar sobre la importancia de la higiene bucal. Existen otras versiones de personajes similares (“hada de los dientes”, “angelito” “ardilla de los dientes”), pero esas ya son otras historias.

—-

Gracias a la Dra. Alejandra Cantú por compartirnos esta historia.