Frank Lloyd Wright y sus inicios…

Frank Lloyd Wright nació el 8 de junio de 1867, dentro del seno de una familia de pastores de origen británico, en el estado de Wisconsin. Llegó a pasar su infancia y adolescencia en una granja, teniendo mucha cercanía con la naturaleza, factor importante para moldear su concepción sobre la arquitectura. 

Frank Lloyd Wright ingresó a la universidad de Wisconsin para estudiar ingeniería, pero tras un año se traslada a la ciudad de Chicago para trabajar en el estudio del arquitecto Ll. Silsbee, pero Frank llega a considerarlo como un arquitecto convencional, tomando la decisión de abandonarlo para así llegar a trabajar con el arquitecto Louis Sullivan, mismo con el que trabajó años y al cual siempre recordó con mucho cariño y respeto. 

Su primera obra en solitario fue la casa Charnley de Chicago (1892) que marca el inicio de una serie de viviendas unifamiliares que tienen en común su carácter compacto y austeridad decorativa. 

hoysupe_FrankLloydWright

Cabe resaltar que en estas obras destacan detalles de su estilo arquitectónico, como la concepción predominante horizontal, el espacio interior organizado con base en dos ejes que se cruzan y la prolongación del techo en alas que forman pórticos. 

Tras un viaje a Europa en 1910, se establece en Spring Green (Wisconsin) donde realiza el Taliesin I, espacio el cual llega a usar de taller-oficina, pero este mismo tiene un final trágico ya que es destruido por un incendio. Después de este incidente decide irse a Japón, lugar donde se edifica el famoso hotel Imperial de Japón. 

hoysupe_FrankLloydWright

Para el año de 1921 decide regresar a Estados Unidos, tomando la decisión de reconstruir su taller, el Taliesin II, lugar crucial en su vida, ya que en esta época atraviesa una crisis en su vida porque dejó de ser buscado para generar proyectos, decidiendo junto a su esposa generar una comunidad dentro del Taliesin, donde le pediría a los interesados cierta cantidad anual para poder ser miembros de la comunidad, con la intención de compartir su conocimiento a los mismos, y así generar un estudio donde gracias al conocimiento compartido, estos pudieran colaborar o al menos, la visión de estos era que pudieran vivir de la cantidad recibida por la membresía de los alumnos. 

Gracias a la activación del Taliesin, Frank Lloyd Wright logra recuperar esa jovialidad que le caracterizaba y junto a la buena práctica y progreso de sus estudiantes, vuelven a la escena de la construcción con lo que se le considera hasta hoy en día, una de sus muchas grandes obras, la casa Kaufmann o mejor conocida como “la casa de la cascada”.

La casa de la cascada.

hoysupe_FrankLloydWright

Considerada una obra maestra, esta casa es un elemento que logra una gran armonía entre la naturaleza y la arquitectura, siendo que no violenta con su entorno ni deforma el recorrido de la cascada, encontrando en su adaptación al entorno su gran baluarte, aparte de la prolongación del espacio interior hacia el exterior.

Pero esto no es lo más interesante, si no que su diseño fue dibujado en cuestión de horas, mientras su cliente se dirigía al Taliesin e incluso cuando este ya se encontraba reunido con Frank; el resultado es asombroso después de saber este dato, ya que es una muy buena obra arquitectónica hasta hoy en día, al grado de ser considerada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. 

Estilo y legado. 

A raíz de esto, se comienza a considerar el estilo de “arquitectura orgánica” y a Frank Lloyd Wright como su máximo exponente, siendo que él nunca la formuló teóricamente. 

Los éxitos y contratos para el Taliesin llegaron de gran forma, incluso después de que se consideró que su carrera estaba terminada, siendo que esto solo marcó el inicio de su mejor época, ya que su gran momento fue desde us 70 años hasta su muerte a los 92 años de edad, incluso después de su muerte, ya que, a los 6 meses de su fallecimiento, se inaugura su gran obra.

El museo “Solomon R. Guggenheim” de Nueva York, mismo que le costó 13 años para poder construir por diferencias económicas en el presupuesto y permisos de construcción por su estilo de diseño, ya que es totalmente disruptivo para la zona en la que se edificó, llegando a ser fuertemente criticado por arquitectos y artistas, ya que ellos no le encontraban sentido a su diseño.

hoysupe_FrankLloydWright

Fachada principal del museo Solomon R. Guggenheim, ubicado en Manhattan, Nueva York.

A lo largo de su vida se dice que llegó a completar más de 500 proyectos. 

Creo que puedo llegar a entenderlos, porque considero que Frank Lloyd Wright fue alguien visionario, creativo, novedoso y muy disruptivo para su época, al nivel de que hasta hoy en día su arquitectura sigue siendo atractiva, interesante y un baluarte, al grado de evocar muchas emociones al recorrerla. Incluso teniendo varias edificaciones nombradas como patrimonio de la humanidad ante la UNESCO y muchas otras más nominadas para el mismo nombramiento. 

Sin duda alguna, Frank Lloyd Wright es un arquitecto de época, dejando un gran legado para la humanidad, no solo por su arquitectura, también por su forma trabajar, enseñar y compartir el conocimiento, por su filosofía que le permitió ser constante y disciplinado para seguir trabajando en su pasión sin importar el momento que estuviera atravesando o la edad que tenía; todo esto para permitir a la humanidad experimentar nuevas fusiones en conceptos de construcción, ya que para él:

“La forma y la función deben ser uno, unidos en una unión espiritual”.

hoysupe_FrankLloydWright

“El Taliesin”, lugar que fungió como taller, oficina y hogar de Frank Lloyd Wright.

 

Si deseas saber más sobre este celebre arquitecto, te recomiendo la conferencia del arquitecto Luis Fernando Galiano para la fundación Juan March.

https://youtu.be/oJt0rMk4vGk

https://www.guggenheim.org/

I.M. Pei: Legado arquitectónico y Pritzker 1983

18 de mayo: Día Internacional del Museo