#hoysupe que el 2 de octubre no se olvida.

¿Te suena esa fecha donde decenas de estudiantes universitarios perdieron la vida en la masacre de Tlatelolco? ¿Alumnos de la UNAM? ¿Del IPN?

Según la historia, nos cuentan que los estudiantes estaban en protesta por algunas acciones tomadas por parte del gobierno, entre ellas el autoritarismo que ejercía.

Las marchas empezaron en Julio del mismo año, y cada vez iban ganando más simpatía entre el pueblo y apoyo por otros grupos sociales. Claro que no había problema, solo eran marchas, ¿no?.

¿Pero qué crees? Se iban a celebrar los juegos Olímpicos por primera vez en México, y por supuesto, que sí diferentes atletas y personas de otros países iban a venir a territorio mexicano, debía ser lo más seguro.

Como las protestas no cesaban y el tiempo se terminaba, se decidió acabar con el problema de raíz.

La historia oficial dice que los estudiantes empezaron las provocaciones y el ejército tuvo que atacar en defensa. La otra versión dice que el mismo presidente junto a varios secretarios planearon el ataque, y que engañaron al mismo ejército, pues desde un departamento que quedaba ahí en la Plaza de las Tres Culturas (lugar del suceso) empezaron a disparar, y por ende, el ejército contestó.

Al inicio dijeron que solo habían sido 30 muertos, pero luego resultaron ser más de 200, aunque si checas algunos documentales o películas, durante todos esos meses de protesta estuvieron deteniendo estudiantes para torturarlos. Incluso, en las mismas marchas o puntos de reunión llegaba la policía, gente externa o el ejército para secuestrarlos o atacar, y en algunos casos, matarlos. 

Al día siguiente nadie sabía lo que había pasado, el país no estaba enterado, no hubieron noticias ni reporteros, absolutamente nada.

10 días después, era la inauguración de los Juegos Olímpicos, y en México la “paz” reinaba.

Lo único que puedo pensar es “¿Era necesaria esta masacre?”

Como personas solemos creer que siempre tenemos la razón, y cuidado aquel que nos contradiga o ponga en duda nuestra autoridad porque respondemos con todo, ¿no?

Pues hoy te quiero invitar a que acabemos con eso, la intolerancia a otras ideas o posturas. Que aprendamos a escuchar más y hablar menos.

Con esto no te digo que permitas abusos o que dejes que otros te pisoteen. Pero ante situaciones como éstas creo que pudieron escuchar a los estudiantes y llegar a algún acuerdo.

Solo recuerda: cuando haya un conflicto y creas que se solucionará con el uso de la fuerza pregúntate “¿Será necesario otra masacre?”.

En su memoria existen varias películas y reportajes, hasta una canción por la Banda Bostik titulada “Tlatelolco”.

Cuéntame, ¿Qué enseñanza te dejó a ti este suceso? ¿Te tocó vivirlo?

Te cuento todo esto porque…

¡Porqué el 2 de Octubre no se olvida!