#hoysupe que Anastasia Romanov sí apareció

Había una vez, un pueblo que se hartó de la nobleza y se desató una guerra civil. ¿Se acuerdan que en primaria nos hablaban de “Los Rojos” y “Los Blancos”? ¿No?, Ah ok, estabas muy entretenido aventándole papelitos a la que te gustaba, ya entendí.

Rusia estaba en guerra y Los Rojos querían muerto al Zar Nicolás II, así que en un resumen pequeñito y para no arrullarlos, los bolcheviques entran al castillo, capturan a la familia real conformada por el Zar Nicolás, la Zarina Alejandra, las cuatro hijas: Olga, Tatiana, María y Anastasia, así como al heredero al trono, el pequeñito Alexis.
Muy sangrientamente, un 17 de julio de 1918 ejecutan a los Zares y a las hijas las matan a bayonetazos ya que las balas no les hicieron nada porque se cosieron sus joyas en sus corsettes. Listillas.

Anastasia Romanov

Anastasia Romanov

Aquí empieza la leyenda de la posible supervivencia y posterior fuga de Anastasia. Anna Anderson, la más famosa de las pretendientes que aseguraron ser la Gran Duquesa, decía que se había hecho pasar por muerta entre los cuerpos de su familia y que pudo escapar momentos después. Anderson junto con al menos otras 10 mujeres, afirmaron ser Anastasia, o sea, la recompensa era de 89 millones de dólares, yo también me hubiera declarado princesa y fingido demencia.

En 1991 encontraron una tumba en la que sospechaban, estaban los cuerpos de la familia real. Una vez abierta la tumba los excavadores descubrieron que en vez de los once cuerpos que pretendían exhumar, solo había restos de nueve personas. Faltaban los cadáveres de Alexis y, según el forense, de Anastasia.
Finalmente en el año 2007, un arqueólogo ruso anunció el descubrimiento de dos esqueletos quemados en una hoguera cercana a Ekaterimburgo. Los arqueólogos dicen que los cuerpos pertenecen a un niño de entre 10 y 13 años en el momento de su fallecimiento y a una adolescente de entre 18 y 23 años. Anastasia tenía 17 años cuando fue asesinada, mientras que su hermana María tenía 19 años y a su hermano Alexis le faltaba un mes para cumplir los 14 años. Las hermanas mayores de Anastasia, Olga y Tatiana, tenían 22 y 23 años cuando murieron. Los huesos se encontraron usando detectores de metales y también hallaron botellas de ácido sulfúrico, o sea, de verdad querían que quedaran irreconocibles. Después hacer las mil pruebas pertinentes de los dos esqueletos encontrados, se determinó que pertenecían a Anastasia y a su hermano pequeño Alexis.

Tan tan.

Así que, Anastasia sí apareció al final de cuentas y esto pasa a la lista de “Cosas no tan padres de ser princesa”.