#hoysupe de la vida de Frida Kahlo, una #mujerHistórica que nos sigue inspirando 😎

«Pies para que los quiero si tengo alas para volar»

Nacida el 6 de julio de 1907 como Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, fue la tercera de las cuatro hijas de Wilhelm Kahlo, de ascendencia húngaro-alemana y de la oaxaqueña Matilde Calderón. Obtiene su nombre de la palabra alemana «Frieden» que significa paz.

A los seis años enfermó de poliomielitis y a los 18 años sufrió un accidente en el cual se rompió la columna vertebral, clavícula, costillas, pelvis, su pierna derecha, pie derecho y dislocó su hombro. Una pieza de hierro hirió su abdomen y útero, lo que le impidió ser madre.

Después del accidente, fue sometida a más de 30 operaciones. Todo esto hizo que su vida estuviera llena de dolor, algo que iba a marcar su estilo artístico.

Enferma y adolorida, la joven Frida quedó postrada en cama, suficiente inspiración para comenzar a pintar y a través de esta actividad se relacionó con la sociedad artística de la época, entre ellos Diego Rivera, con quien se casó en 1929.

Cuando se casaron ella tenía 22 años y él 43. Sus problemas los llevaron a divorciarse, pero su relación atípica y pasional los llevó a casarse de nuevo a finales de los 40. Se dice que aunque recibía muchas críticas por esta relación, Frida defendía a Diego. Ambos fueron miembros del partido comunista mexicano y fueron quienes acogieron al revolucionario ruso León Trotsky.

Siempre vestía textiles tradicionales mexicanos y sus cejas sin depilar. Sus gestos y conversaciones fueron parte de sus rasgos icónicos que la hicieron resaltar en varios círculos sociales.

Pintó alrededor de 200 obras, la mayoría autorretratos. En vida expuso sólo una vez en México.
Entre sus obras principales destacan: “Las dos Fridas” (1939), “Viva la vida” (1954), “Unos cuantos piquetitos” (1935), “Diego en mi pensamiento” (1943), “La columna rota” (1944), “El verano herido” (1946), y “Frida y Diego” 1931).

Era abierta con la sexualidad, lo que hoy conocemos como bisexual. Entre sus principales amantes estuvieron Trotsky, la cabaretera Josephine Baker y Chavela Vargas.

Hablando de su estilo artístico que se mencionaba surrealista, ella decía: “no pinto ni sueños ni pesadillas, pinto mi realidad”.

Es una de las pocas mujeres artistas que brillaron en su tiempo abriendo campo para las demás artistas que vendrían posteriormente. Al punto que en los años 80, muchas mujeres en Estados Unidos y Europa comenzaron a retomar su imagen porque se sintieron reflejadas en el sufrimiento que expresó en sus cuadros.

La pintora mexicana falleció el 13 de julio de 1954 dejando este mensaje: «Espero alegre la salida y espero no volver jamás».

Conocer la vida de Frida Kahlo nos ayuda no solo a apreciar su obra, sino que nos invita a transformar el dolor en arte, tomando la adversidad para dar fuerza a nuestra voz y coraje.

Frida Kahlo

Frida Kahlo