#hoysupe de la reina guillotinada. 

Si, como lo escuchas, una reina guillotinada porque su pueblo no la quería, decían que era una frívola y derrochadora de lo peor.

¿Cómo era eso posible? ¿No todas las reinas han sido así?

Bueno, aquí te va la historia…

María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena, o como todos la conocemos, María Antonieta, esposa de Luis XVI de Francia.

Lo primero que lees al buscarla por internet o en algún libro de historia es “reina derrochadora” “por su culpa Francia cayó en bancarrota” “No le importaba el pueblo por ser de otro lado”.

Pero hoy te digo que que hay un 50% de verdad y 50% de mentira en ello.

La reina si gozaba de una vida extravagante, eso no te lo niego, pero lo cierto es que cuando llegó al trono, Francia ya estaba en una situación crítica. Como dirían por ahí, fue víctima de las circunstancias.

María Antonieta se casó a la edad de 14 años con el futuro rey de Francia. Cuando subió al poder como reina oficial tenía alrededor de 18 años. Y como era de esperarse (pues era la tradición), debía darle un heredero a la nación, lo cual no ocurrió sino 7 años después. Según se dice, el matrimonio entre ella y el rey no se consumó enseguida.

Imagina la presión de esa pobre niña, porque prácticamente era una niña, de tener que casarse a muy temprana edad por los intereses de los reinos, no haberse embarazado en seguida, y ahora tener que gobernar a todo un país en crisis. 

Claro que ante estas circunstancias, se escondió en las grandes fiestas y lujos. Una forma de evadir sus responsabilidades si lo quieres ver así.

Pero aquí va lo interesante, pues aunque si gastaba grandes cantidades de dinero en sus lujos, había personajes de la familia real que usaban el doble o triple de lo que ella ocupaba.

Ahora, como era muy común que los reyes tuvieran amantes, a ellos se les solía criticar dicho acto. Sin embargo, como al rey Luis XVI no se le conoció ninguna, se fueron contra su esposa, creándose miles de rumores sobre amantes (de los cuales, solo se conoce o hace mención de haber tenido una pareja íntima, aparte del rey).

¿Y qué tal el mito de “Denles de comer pastel”? ¿Te lo sabes?

Resulta que el pueblo francés no tenía ni para comer pan, estaban en la miseria total, y ante las quejas fueron a decirle a María Antonieta lo que estaba ocurriendo, a lo que ella contestó aquella frase. Claro que eso hizo enfurecer más a la gente, pues mientras ella gozaba de todos los privilegios del mundo, ellos morían de hambre.

Pero ¿Qué crees?

¡Fue falso!

Los historiadores han tenido en cuenta que como María Antonieta era extranjera, se volvió más fácil echarle la culpa de todas las crisis que habían, manchando su imagen no solo como reina, sino como mujer. Pues el rey era originario de Francia, se supone que él debería amar su nación más que su esposa que era de otro lado, ¿no?

Cuando la Revolución francesa estalla, la familia real fue condenada a muerte. Y no se hizo esperar las acusaciones en la corte contra la reina, incluso se dijo que tuvo incesto con uno de sus hijos. ¿Puedes creerlo?

Lamentablemente, eran tiempos complicados, y no ignoramos que tal vez María pudo haber hecho algo por la nación y que no todas sus decisiones fueron las correctas, pero lo cierto es que también existió cierta injusticia contra ella, desde el hecho de odiarla por ser extranjera, las cosas ya empezaban mal.

Te cuento todo esto porque un día como hoy de 1793 la reina “frívola y derrochadora” era guillotinada en la Plaza de la Revolución.

 

hoysupe_mariaantonieta

María Antonieta